top of page
Search

Herencia

Dejó de pensar el mundo,

¡Papá, ya el hecho no juega!

Detuvo su andar un segundo,

¡Mamá, y el tiempo ahora ruega!


Sintió que muy pocos lo ayudan,

Armó una muralla en su pena,

Dolido acabo con las dudas,

Se fue sin notar las cadenas.


Perdido entre sueños y llanto,

¡Papá, le dijo al espacio que viera!

Lo mal que le habían tratado,

Los siglos que estuvo en espera.


Tomó sus motetes y anduvo,

perdiendo la naturaleza,

saltándose el juicio produjo,

temblores de odio y tristeza.

Y nunca se dijo hacia dónde…

¡Mamá, se fue sin decir ni siquiera,

Si iba a volver algún día; Papá,

Nos dio una lección de la buena.


"Herencia" - por Felipe Castro Quiles


0 views0 comments

Comentarios


bottom of page