Search

¿Por qué nuestros descendientes tienen una oportunidad? Tú...

Updated: Apr 19


Read in English here


Hasta que un alma valiente con acceso a los medios de comunicación decida involucrarse en una historia que revela el tremendo daño que nuestra generación está causando a nuestros descendientes - al negarse a participar en la 'transformación' de nuestros sistemas más esenciales (que están todos obsoletos) - puedes ayudarme corriendo la voz, mejorando el mensaje o uniéndote a la misión.


Lee atentamente y actúa con decisión.


Como vengo compartiendo en varios foros internacionales desde hace años, la inteligencia artificial ya está controlando algunas de nuestras actividades más esenciales; una que me preocupa, una que me inquieta profundamente y otra a la que temo. Pero como no es mi intención asustarte, haré todo lo posible para describir mi angustia en un tono suave.


Cuando comencé a dedicarme profesionalmente a la investigación y el desarrollo independientes de Machine Learning, me acababa de casar, estaba inscrito en el programa de Doctorado en Administración de Empresas de la Universidad de Liverpool y vivía en Rumania rodeado de intelectuales y personas creativas con una visión distópica de la realidad común (si tal cosa existe).


El punto es que estaba entrando en la misión de mi vida desde una perspectiva completamente diferente y comencé a estructurar mis ideas desde un punto de vista peculiar. De hecho, un par de años después, conocí a una de mis mentoras, y pionera mundial de una de las inquietudes que explicaré a continuación. Pero antes, permíteme mimar el comienzo de lo que sin duda será el trabajo de mi vida.


Después de obtener el permiso para ingresar a los Estados Unidos de América como pareja casada, nos mudamos a Miami. En la metrópolis costera que ahora es un nuevo punto de acceso para los innovadores, comencé a trabajar en una idea de aplicación financiera que chocó con mi misión actual y dio origen a una era de "nerdificación" discreta.


De hecho, este proceso de convertirme en un nerd en el arte de la IA me hizo darme cuenta de mi primera preocupación:


1) La Máquina ya controla uno de nuestros procesos más fundamentales - la búsqueda, clasificación y recomendación de la información que consumimos. Si no me crees, búscalo en Google (guiño).


Pero para resumir, la idea finalmente se disipó cuando conocí a mi primer socio internacional, y mi nueva atención total a la inteligencia artificial dio un giro hacia los negocios sociales; una empresa embotelladora con sede en Miami que ingresó al mercado haitiano para proporcionar comidas energéticas líquidas nutricionales.


En Haití, tuve el gran privilegio y la oportunidad de comenzar a reunirme con líderes en los sectores de la diplomacia internacional, la gobernabilidad y las ONG; conocí a la mentora que mencioné anteriormente - la Dra. Bertha Santoscoy (en ese momento attaché de la Organización de los Estados Americanos en Haití), una experimentada abogada de derechos humanos que supervisó la agenda de la OEA en tres países. Ella también me llevó a conocer a mi socio en Emerging Rule y hermano de por vida.


Pero lo que es más importante, aprendí que había una historia oculta detrás de cómo la Dr. Santoscoy influyó en el proceso de toma de decisiones de muchos en el Haití posterior al terremoto. Al menos cómo se las arregló para seguir minimizando algunos de los problemas apremiantes del país y mejorando la ayuda humanitaria.


Lo que me lleva al tema del que nadie habla, pero me preocupa profundamente.


2) La falta de inclusión, conduce a la vulneración de nuestros derechos más fundamentales. Permíteme revelar brevemente por qué.


La Dra. Santoscoy fue pionera en la defensa del Derecho a la Nacionalidad como un Derecho Humano Internacional, al que siempre he apodado el Derecho a Existir. Este caso es de suma importancia para el resultado de nuestra lucha por encajar la clavija cuadrada en un agujero redondo. ¿Por qué? Porque, al día de hoy, la falta de representación (inclusión) en el desarrollo de la inteligencia artificial es sinónimo de un potencial y devastador fallo del derecho a la interacción con la nueva Era de la IA. Imagina que la máquina decide mañana quién come y quién no, y luego haz los cálculos.


Avanzando rápido hasta hoy, he decidido resolver estos problemas urgentes y evitar lo que más me asusta:


3) Una cuarta revolución industrial alimentada por el totalitarismo déspota o la tiranía, por el déficit de educación y el excedente de neutralidad (o tal vez ignorancia).


De todos modos, ahí lo tienes, 1-2-3 conversaciones que ahora podemos tener. Considera comunicarte conmigo y alzar la voz. Tenemos muy poco tiempo para que actúes. Contáctame ahora.

17 views0 comments

Recent Posts

See All